TagLine Aquí






Busca tu Guía aquí

Redes Sociales







Guía: ¿Cómo elaborar un Contenedor?

 

Un contenedor para que pueda ser útil en la hidroponía debe de cumplir con las siguientes características:

  • Debe de ser opaco
  • De un material Inerte, esto quiere decir, que no reaccione con la solución nutritiva, por lo que se recomienda que sea de plástico.

 

Conoce qué es una solución nutritiva haz click aquí

  • Impermeable, si se quiere retener el agua de un sistema de riego como en el caso de la técnica hidropónica de raíz flotanteo permeable y si se quiere dejar salir el exceso de humedad como en el caso de la técnica hidropónica de sustrato.
  • Costo acorde al fin con el que se va a producir, en este caso es una instalación casera, por lo que nos interesa que salga barato.

Conoce las técnicas hidropónicas, haz click aquí .

 

 

 

1. Obtener los materiales. Para hacer nuestro contenedor, utilizaremos básicamente:

 

 

 

La segueta la puedes conseguir en cualquier ferretería. Su precio es alrededor de 50 pesos con todo y sujetador. Si la caja que vas a usar es de madera, procura utilizar un serrucho.

 

 

 

 

Cinta canela, la cual también la consigues en una tlapalería.

 

 

 

Este tipo de caja te la pueden vender o regalar en cualquier verdulería.

 

 

Mucha gente nos comenta, que lo que más se les dificulta de la hidroponía es conseguir unas tijeras, así que les dejamos una ilustración como ejemplo para facilitar su búsqueda.

 

 

Te recomendamos que el plástico negro sea del más grueso que puedas conseguir. En Hydro Environment manejamos un calibre 600, si quieres saber más, puedes hacer

 

click aquí.

 

 

 

2. Cortar la caja. Vamos a cortar la caja con la segueta o con el serrucho según sea el caso. Procura dejar poco más de 20 cm de altura para que las raíces de tus plantas se puedan desarrollar con tranquilidad.

Recuerda cortar la caja de plástico arriba del segundo borde, para tener una orilla estable de donde sujetar las cosas.

 

 

Al final nos debe quedar una base parecida a la que se ilustra a continuación:

 

 

 

 

3. Quitar asperezas a la caja. Hay que verificar que la caja no tenga asperezas dentro de ella, ya que la vamos a forrar de plástico y no queremos que este se rompa. Si encuentras alguna aspereza dentro de la caja que pueda romper el plástico negro con el que después la forraremos, puedes tanto cortar la aspereza, como también forrarla con cinta canela hasta que esta no tenga filo alguno.

 

 

 

4. Forrar la caja. El siguiente paso, como se había mencionado, es forrar la caja de adentro hacia fuera.

 

Todo el interior debe de quedar cubierto de negro, para eso en las esquinas formaremos conos como se muestra en la siguiente ilustración, así evitaremos que se atore el sustrato o se pierda sustrato.

 

 

Hay que procurar que todas las orillas queden hacia fuera de la caja, ya que si quedan hacia adentro, se puede colar el agua y no serviría de nada nuestro esfuerzo.

 

 

No olvides sujetar el plástico al exterior de la caja con cinta canela, para que este no se desprenda.

 

 

 

 

Si les quedó una caja más estética que la mía los felicito. Pero les recuerdo que también la mía sirve.

Ahora si, Felicidades. Ya tienes un contenedor que durará según el cuidado que tengas con él. Te recomendamos que no lo dejes al sol si no lo estás usando, así como tampoco deposites dentro de él objetos cortantes.

Este contenedor es muy útil en la técnica hidropónica de raíz flotante, ya que no permite que la solución nutritiva se fugue.

También puede ser usado como contenedor en la técnica hidropónica de sustrato, pero si vamos a usarlo para esta última técnica vamos a tener que hacerle perforaciones y perdería su capacidad hermética.

Si a ti te interesa un contenedor a bajo costo para utilizar la técnica hidropónica de sustrato, te recomendamos utilizar una bolsa para cultivo de bajo costo.