TagLine Aquí

Guía de Control de Plagas en Cultivos: Métodos y Estrategias


Guía de Control de Plagas en Cultivos: Métodos y Estrategias Eficaces
Ultima Actualización 15/Mayo/2024
Escrito por: Ing. Ricardo Hernández Villaseñor

Tiempo de lectura 18 min

Compartir en
Redes Sociales:
     
                       




Objetivo: Informar sobre métodos y técnicas para controlar las plagas una vez que están presentes en nuestros cultivos para para mantener nuestras plantas sanas, así como flores y frutos de calidad.



Métodos de Control y Eliminación



EL CONTROL FITOSANITARIO en el cuidado de los cultivos se refiere a la implementación de prácticas y medidas para prevenir, manejar y erradicar plagas, enfermedades y otros agentes patógenos que afectan la salud de las plantas.



Hay que recordar que, lo mejor será siempre implementar prácticas preventivas en nuestro cultivo, para evitar la necesidad de recurrir a métodos de control y eliminación que serán siempre más agresivos y costosos, y que a menudo implican el uso de productos químicos.



Al enfocarse en la prevención, se promueve un manejo integrado y sostenible del cultivo, preservando la biodiversidad, minimizando el impacto ambiental y asegurando una producción agrícola más segura y eficiente a largo plazo.



Por eso te recomendamos consultar nuestra Guía Completa de Prevención de Plagas: Métodos y Técnicas donde encontrarás ideas y técnicas para llevarlas a cabo.





Control Fitosanitario



En dado caso que ya cuentes con una plaga, podemos contar con las siguientes opciones de control y eliminación:




Control Mecánico de las Plagas



Abarca las técnicas más simples de la lucha contra las plagas, consisten en la eliminación directa de insectos y órganos infectados de las plantas, así como evitar que estos alcancen tu cultivo colocando barreras y trampas:



A) USO DE TRAMPAS PARA PLAGAS:



Estas incluyen la utilización de atrayentes y cebos, para capturar o eliminar algún organismo.

-Trampas adhesivas o pegajosas: Las trampas adhesivas o pegajosas son herramientas comunes en el control de plagas agrícolas, utilizadas para monitorear y reducir la población de insectos. Estas trampas consisten en láminas cubiertas con un adhesivo pegajoso que atrapa a los insectos al contacto. Se colocan en áreas estratégicas del cultivo para capturar plagas voladoras.



Los colores juegan un papel crucial en su efectividad: las trampas amarillas son particularmente efectivas para atraer moscas blancas, pulgones y trips, ya que estos insectos son atraídos por el color amarillo brillante. Por otro lado, las trampas azules se utilizan específicamente para atraer a los trips, que tienen una afinidad por este color.



Consulta nuestra Guía: Cómo Utilizar Trampas Amarillas en Agricultura para más información del tema.






Estas trampas no solo ayudan a capturar y reducir la población de plagas, sino que también sirven como herramientas de monitoreo. Al revisar regularmente las trampas, los agricultores pueden identificar qué tipos de plagas están presentes y en qué cantidad, lo que les permite tomar decisiones informadas sobre el manejo de plagas y la necesidad de aplicar tratamientos adicionales.



Trampa Adhesiva


-Trampas de agua: Pueden ser de diferentes formas, y estar hechas de diversos materiales, pero el principio es el mismo. Se coloca un sebo, que puede ser una luz o algún material de un color brillante como el amarillo, sobre un recipiente amplio poco profundo con agua, de tal manera que el sebo quede justo en el centro del recipiente con el líquido, el cual por lo general contiene algún tipo de insecticida. Los insectos son atraídos por la luz o el sebo y caen en el agua.




Trampa de Agua



-Trampas de luz: Funcionan mejor durante la noche, se utiliza por lo general luz blanca o luz negra, la forma de eliminar a los insectos es por medio de corriente eléctrica, pero también pueden estar impregnadas por alguno de sus lados, de sustancias pegajosas o insecticidas.




Trampa de Luz



Una de las experiencias más exitosas para la atracción y posterior eliminación de plagas, ha sido con feromonas atrayentes, es una alternativa confiable, segura y de bajo costo para la mayoría de los productores y puede ser empleada como herramienta para un manejo integrado de diferentes plagas, principalmente de lepidópteros (orugas) en hortalizas.




Feromonas para Insectos



Las principales ventajas del empleo de feromonas y atrayentes son:

1.- No afectan el ambiente.

2.- Las dosis son muy bajas.

3.- Las feromonas no perjudican la salud.

4.- Fácil empleo.

5.- No crean resistencia.

6.- Tienen un bajo costo.

7.- Son componentes aceptados en programas MIP y orgánicos.

Otra alternativa es la colocación de plantas trampa alrededor de tu cultivo, las cuales no solo atraen a los insectos plaga, sino que, a sus respectivos depredadores, además te permitirán actuar antes de que lleguen a tu cultivo. En estas plantas te será más fácil la eliminación de las plagas, y la utilización de diversos métodos.



Consulta nuestra Guía: Uso de Trampas para control de plagas Agrícolas para más información más detallada sobre el uso de trampas para plagas en los cultivos.







B) ELIMINACIÓN DE PLANTAS Y ÓRGANOS ENFERMOS:



Con esto evitaremos tener focos de infección dentro del cultivo, para lograrlo, una vez localizada la infección en tu cultivo, con mucho cuidado, poda la parte enferma o separa las plantas enfermas, para su posterior eliminación.



Recuerda que para remover las hojas dañadas se deben utilizar tijeras para poda previamente desinfectadas.



Si tienes dudas de cómo llevar a cabo las podas, consulta nuestra Guía de Poda: Estrategias para Flores y Frutos Saludables donde te guiamos paso a paso.




Poda Hojas



C) COLOCACIÓN DE BARRERAS:



Uno de los objetivos de cultivar en un invernadero o una instalación protegida, además de tener un mayor control sobre las condiciones climáticas, es evitar la entrada de plagas a nuestro cultivo.



Consulta nuestra Guía: ¿Qué es un invernadero? Tipos y Usos para una información más detallada sobre cómo trabajan estas estructuras a favor de nuestros cultivos.

También, en las paredes de nuestra instalación o invernadero, podemos colocar malla anti-áfidos o mallas anti trips, las cuales dejan pasar las corrientes de aire dentro de nuestra instalación, pero evitan la entrada de insectos perjudiciales para nuestros cultivos.




Antiafido



Si nuestro cultivo es a cielo abierto, una manera efectiva de colocar una barrera de control de plagas es sembrando plantas trampa y atrayentes alrededor de nuestro cultivo.



Estas plantas actúan como señuelos, atrayendo y concentrando a las plagas en áreas específicas y lejos de los cultivos principales. De esta manera, podemos monitorear y controlar la población de ciertos insectos plaga, reduciendo la necesidad de aplicar pesticidas y promoviendo un manejo más sostenible y ecológico de nuestros cultivos. Además, estas plantas pueden proporcionar beneficios adicionales como la mejora de la biodiversidad y el atractivo visual del área de cultivo.



Ejemplos de plantas trampa son, por ejemplo, la Caléndula, que atrae a los pulgones, alejándolos de otros cultivos como el tomate, o la Alfalfa, que puede atraer a insectos como los trips, alejándolos de cultivos más valiosos.




Plantas Trampa



Control Biológico de Plagas



El control biológico es una estrategia ecológica para manejar plagas, enfermedades y malezas utilizando organismos vivos que actúan como agentes naturales para reducir las poblaciones de otros organismos perjudiciales. Este método se basa en la interacción natural entre depredadores, parasitoides y sus hospederos, ofreciendo una alternativa sostenible al control químico.



El control biológico tiene varias características que lo distinguen de otros métodos de control de plagas, especialmente del control químico:

1. PERMANENCIA: El control biológico tiende a ser duradero. Aunque las poblaciones de plagas y sus enemigos naturales pueden fluctuar debido a factores ambientales y biológicos, una vez que el equilibrio se establece, el control puede mantenerse con menos intervención humana.

2. EFECTIVIDAD GRADUAL: A diferencia de los insecticidas, que actúan de manera inmediata, el control biológico opera a un ritmo más lento. Los organismos beneficiosos necesitan tiempo para encontrar, atacar y reducir las poblaciones de plagas. Este proceso puede llevar semanas o incluso meses, pero resulta en un control más equilibrado y menos disruptivo para el ecosistema.

3. COBERTURA AMPLIA: La acción del control biológico no se limita a un área específica. Dependiendo de las condiciones climáticas y biológicas, los agentes biológicos pueden dispersarse y actuar en extensas áreas, proporcionando un control amplio y eficaz de las plagas.




A) CONTROL BIOLÓGICO ENTOMOLÓGICO:



Nombre complicado... pero es básicamente manipular una serie de enemigos naturales (o depredadores) con el objetivo de reducir o incluso llegar a combatir por completo a parásitos que afecten a una plantación determinada. Estos enemigos naturales incluyen insectos beneficiosos como avispas parasitoides, mariquitas, crisopas y ciertas especies de arañas, que se alimentan de plagas como pulgones, orugas y moscas blancas.




Composición Caza Insectos


En los años más recientes, se han incrementado los casos exitosos y en muchos lugares desarrollan insectos benéficos. Dentro de los más conocidos están las catarinas (Familia Coccinellidae), las crisopas (Chrysoperla spp), la Trichogramma y una gran cantidad de avispas braconidae, diferentes familias de chinches piratas (Orious spp), Nabis spp., etc. (Loya et al., 2003).

Suena bien, ¿no? Pero antes de hacer esto, hay que considerar algunos puntos en la utilización de enemigos naturales en la plantación:

1. Se debe identificar correctamente la plaga que afecta al cultivo (posición taxonómica, ciclo de vida, capacidad de reproducción, hospederos alternativos, etc).

2. Se debe realizar una búsqueda bibliográfica intensiva y exhaustiva acerca de los enemigos naturales reportados y de los potenciales, de acuerdo a la posición taxonómica de la plaga.

3. En caso de que el enemigo natural potencial se encuentre presente en la localidad, se debe estimar de la población habitante.

4. Estimación de la población del enemigo natural.

5. En caso de existir disponibilidad comercial, se deben establecer las necesidades para la correcta y oportuna distribución de los enemigos naturales.




Control Biólogico



Una vez producida una plaga en la cosecha, se introduce el enemigo natural para que impida el desarrollo de la población del parásito y no produzca elevados daños.

En cuanto a los cuidados una vez recibas tu pedido de depredadores, estos enemigos naturales deben ser almacenados inmediatamente después de su adquisición de manera apropiada para evitar pérdidas. Generalmente, si no se van a liberar al momento, deben ser colocados en bajas temperaturas para interrumpir el ciclo biológico. Dependiendo de las condiciones meteorológicas se verá influenciada la acción de estos enemigos naturales.

Después de su liberación, si la temperatura es alta durante el mediodía, su actividad es más eficaz, llegando a despejar la zona de parásitos donde han sido liberados, pero si la temperatura tiende a subir más de la adecuada pueden incluso llegar a morir, por lo que es fundamental un adecuado control de su medio ambiente de trabajo.

También, a la hora de liberar estos enemigos naturales, las condiciones óptimas se ven influenciadas por la incidencia de luz, dependiendo de ella si los enemigos naturales serán más o menos activos.




B) FORMULACIONES MICROBIOLÓGICAS:



Las formulaciones microbiológicas son productos a base de microorganismos permitidos por los programas de certificación orgánica. En el caso de hortalizas, los productos más utilizados son insecticidas elaborados con distintas cepas de bacterias, como Bacillus thuringiensis.



Estos productos ofrecen una alternativa natural y eficaz para el control de plagas en la agricultura orgánica, ya que los microorganismos actúan como agentes de control biológico, específicamente contra larvas de insectos que dañan los cultivos.




Bacillus Thuringiensis



Es importante destacar que, aunque los productos microbiológicos son permitidos en la agricultura orgánica debido a su origen biológico, su uso está condicionado a la certificación de que los microorganismos utilizados no han sido manipulados genéticamente ni han sufrido mutaciones por radiación. Esta garantía es fundamental para asegurar que los productos mantienen los estándares de pureza y respeto al medio ambiente que caracterizan a la agricultura orgánica.




C) CONTROL BIOLÓGICO BOTÁNICO:



El uso de las plantas como agente de control o eliminación de plagas y enfermedades agrícolas es una práctica ancestral, ampliamente utilizada en diversas culturas y regiones.

Existen distintos métodos para usarlas, puedes utilizar únicamente una parte de la planta como las hojas, flores o ramas, a manera de infusión, extracto, tés o purines. Otra manera es el empleo de la planta viva, al colocarla dentro, alrededor o fuera de tu cultivo, para repeler, atraer insectos benéficos, o como barrera natural en contra de organismos que afecten tu cultivo.



Extractos Aceites Purines



El empleo de sustancias provenientes de las plantas en la agricultura, es una alternativa natural y rentable que permite producir alimentos de buena calidad, con un beneficio para el medio ambiente y la salud de los productores y consumidores, ya que el producto no es un elemento tóxico. Esta opción combina y aprovecha aquellas ventajas que brindan las plantas, a través de sus ingredientes activos con comprobada acción insecticida o fungicida.

El ajo, Allium sativum, controla plagas de ácaros, babosas, minadores, chupadores, barrenadores, masticadores, áfidos, pulgones, bacterias, hongos y nematodos. Se puede utilizar en forma de extracto, purines y maceración, debemos tener en cuenta que si los ajos son silvestres o ecológicos, tendrán mayores principios activos.



Ajo Extracto



El cempasúchil y la caléndula tienen un cierto efecto repelente contra los nematodos, se puede utilizar en infusiones o té.



Cempasuchil Calendula



La canela, la cola de caballo o cáscaras de naranja, tienen su efecto contra moscas, pulgones, bacterias y hongos. A manera de infusión, tés o purines.



Canela Cabello Toronja



Así como estos, se encuentran varios ejemplos en la literatura sobre las plantas y su acción insecticida y curativa en los cultivos, por lo que si te interesó el tema, no dudes en consultar nuestra Guía: Instructivo para Elaborar Repelentes Orgánicos de Plagas donde vienen más preparaciones.

Por otra parte, la utilización de la planta viva, sembrada en distintas partes de tu cultivo tendrá excelentes beneficios al sembrarlas dentro de tu cultivo, busca plantas afines a este, como el caso de la albahaca que aparte de repeler moscas y mosquitos que pueden dañar tu cultivo, mejora el crecimiento y el sabor de los jitomates.




Albaca



De igual manera, la caléndula ahuyenta al escarabajo del espárrago, al gusano del tomate entre otras plagas y puede sembrarse en todo el cultivo.



Calendula


El mastuerzo o capuchina ahuyenta a los pulgones a la chinche de la calabaza, al escarabajo rayador y mejora el crecimiento y sabor del rábano, la col y las cucurbitáceas.



Mastuezo



Al sembrar toronjil en los alrededores, creas una atmósfera benéfica que atrae a las abejas, las cuales pueden ayudarte a polinizar tu cultivo.




Toronjil


Al colocar el ajenjo fuera de tu cultivo como barrera, aleja la entrada de animales.



Ajenjo


Por otro lado, el cempasúchil, al sembrarlo alrededor de tu cultivo repele nematodos y atrae insectos benéficos para combatir plagas.



Cempasuchil


Así mismo, puedes sembrar ortiga alrededor de tu cultivo, la cual contribuye a crear una mayor resistencia a las enfermedades en tus plantas.



Ortiga



Control Químico de Plagas en las Plantas



El control químico de las plagas se refiere a la reducción o prevención del crecimiento de las poblaciones de plagas mediante el uso de sustancias químicas. Este método incluye el uso de insecticidas, fungicidas y bactericidas, tanto de origen sintético COMO TAMBIÉN ORGÁNICO.



Los preparados orgánicos han sido utilizados desde tiempos muy antiguos, cuando se practicaba la medicina botánica y se descubrieron plantas que actúan contra las plagas. Entre las plantas reconocidas por su poder insecticida se encuentran la Physostigma venenosum (Leguminosae) y Chrysanthemum cinerariaefolium (Compositae). Estas plantas son precursoras de los famosos plaguicidas carbamatos y piretroides, respectivamente, de los cuales están hechos algunos de los insecticidas comerciales más vendidos.




Composición Chrysantheum


Composición Physostigma



Los Productos químicos orgánicos, elaborados a partir de fuentes naturales como extractos de plantas, minerales y microorganismos, ofrecen una alternativa menos tóxica y más sostenible.



Aunque su efectividad puede variar en comparación con los productos sintéticos, los orgánicos tienen la ventaja de reducir la posibilidad de que las plagas desarrollen resistencia. Esto se debe a la diversidad de compuestos activos presentes en los productos naturales, lo que dificulta que las plagas se adapten a ellos, a diferencia de los compuestos sintéticos que suelen ser más específicos y repetitivos en su acción. Por lo que, en cultivos a largo plazo, un producto orgánico resultará siempre superior a uno sintético.



Factores del éxito en el control químico



1. QUÉ PRODUCTO SE UTILIZA:



- Elección correcta del plaguicida: Es fundamental seleccionar el plaguicida adecuado para la plaga específica que se desea controlar. Los plaguicidas se clasifican en insecticidas, herbicidas, fungicidas, entre otros, y cada uno tiene una función particular. Es importante leer y seguir las instrucciones de la etiqueta para asegurarse de que se usa el producto correcto.



Consulta nuestra guía sobre Fitopatología: Bacterias, Hongos, Virus y Nematodos en Cultivos para ayudarte a identificar el daño que esta sufriendo tu cultivo.



2. LA FORMA EN QUE SE APLICA:



A) Métodos de aplicación: Existen diversas formas de aplicar plaguicidas, como:



- Aspersión: que consiste en pulverizar el plaguicida sobre las plantas o el suelo. Es la técnica más común y se puede realizar con diversos equipos.



- Fumigación: Que involucra la liberación de plaguicidas en forma de gas para penetrar en áreas cerradas y eliminar plagas.



- Aplicación foliar: El plaguicida se aplica directamente sobre las hojas de las plantas.



- Aplicación al suelo: Se trata de aplicar el plaguicida directamente en el suelo para controlar plagas que afectan las raíces.



- Inyección directa: Involucra inyectar el plaguicida directamente en el sistema vascular de la planta o en el suelo cerca de las raíces (recomendado más para árboles y plantas grandes).



- Trampas cebadas: Utilizan cebos impregnados con plaguicidas para atraer y eliminar plagas específicas.



La elección del método adecuado asegura una distribución uniforme del producto y maximiza su efectividad.



Te recomendamos consultar nuestra Guía rápida: Cómo preparar y aplicar los plaguicidas orgánicos que te puede servir de referencia sobre su aplicación.





 

B) Equipos de fumigación adecuados: Utilizar el equipo adecuado y seguir técnicas correctas de aplicación es esencial para alcanzar las áreas afectadas y minimizar el desperdicio del producto.



Para fumigar se puede contar con los siguientes equipos:

- Aspersoras Manuales: Las aspersoras manuales incluyen aspersoras de mochila, de mano y de presión previa. Son ideales para áreas pequeñas o aplicaciones específicas. También son económicas y fáciles de manejar, pero su desventaja es que requieren esfuerzo físico y para superficies grandes pueden agotarte.







- Aspersoras Motorizadas: Las aspersoras a motor pueden ser de gasolina o eléctricas. Incluyen aspersoras de mochila motorizadas y de carretilla. Su ventaja es su mayor capacidad y cobertura en comparación con las manuales, reduciendo el esfuerzo físico; pero su desventaja es que obviamente son más costosas que las manuales y requieren de mayor mantenimiento.







Consulta nuestra Guía Reparación y Arranque: Guía para el Uso Seguro de Fumigadoras para que sepas como comenzar a usar una fumigadora a motor.



- Tractores y Pulverizadores de Campo: Hablamos de Pulverizadores de barra, atomizadores y nebulizadores. Tienen alta capacidad y eficiencia para áreas extensas y permiten una aplicación uniforme y rápida; sin embargo requieren una inversión significativa y también requieren mucho espacio de almacenamiento.



fumigación por tractor



- Equipos Aéreos: Hablamos de fumigación por medio de aviones y hoy en día... a través de drones también. Esta clase de fumigación brinda una excelente cobertura para áreas grandes y de difícil acceso; pero también es de elevados costosos y principalmente, requiere de personal especializado para su operación.



dron fumigando un campo de maiz



3. EL MOMENTO EN QUE SE APLICA EL PRODUCTO:



Aplicar el plaguicida en el momento adecuado del ciclo de vida de la plaga es crucial. Algunas plagas son más vulnerables en etapas específicas de su desarrollo, como las larvas en los insectos. La aplicación en el momento correcto aumenta la eficacia y reduce la necesidad de aplicaciones repetidas.



Monitoreo y evaluación del Control Químico de Plagas



• FRECUENCIA DE MONITOREO: Es recomendable monitorear las plantaciones al menos tres veces por semana para detectar a tiempo la presencia de plagas o enfermedades. La detección temprana permite tomar acciones correctivas rápidamente y prevenir daños mayores.



• PLAGUICIDA Y DOSIFICACIÓN ESPECÍFICOS: Identificar la plaga permite utilizar el plaguicida más eficaz y ajustar la dosis según la intensidad de la infestación. Por ejemplo, la cantidad de insecticida necesaria para controlar 100 pulgones será menor que la necesaria para 100,000 pulgones.



Consulta nuestra guía Tipos de plagas en los cultivos: Cómo reconocerlas y prevenirlas. para ayudarte a determinar si es necesario tomar medidas de control de plagas y, en dado caso, nuestra Tabla de aplicación de Insecticidas, Bactericidas y Fungicidas Orgánicos para que puedas consultar las dosis recomendadas.




Medidas de seguridad al fumigar



Por último quiero dedicar estos párrafos para hablar de lo más importante, ¡Nuestra seguridad a la hora de fumigar!



La exposición a los plaguicidas, ya sean químicos u orgánicos, puede tener efectos nocivos en la salud, por lo que es crucial utilizar equipos de protección personal adecuados, seguir las instrucciones de manejo y almacenamiento de los productos, y asegurarse de que el área tratada esté adecuadamente señalizada y restringida.



Te recomendamos seguir los siguientes puntos antes de fumigar para mantenernos todos seguros:



EQUIPO DE PROTECCIÓN PERSONAL (EPP): Utiliza siempre el EPP recomendado, que puede incluir respirador, gafas de protección, guantes, ropa protectora y botas exclusivas para esta actividad. Esto te protegerá de la exposición directa a los plaguicidas.



Consulta nuestro catálogo de Equipo de protección para encontrar lo que mejor se adapte a tus necesidades.







PREPARACIÓN DEL AREA: Asegúrate de que el área a fumigar esté despejada de personas, animales y objetos que puedan resultar dañados por el plaguicida. Si es necesario, señaliza el área para advertir a otras personas sobre la fumigación en curso.



SEGURIDAD EN LA APLICACIÓN: Sigue las instrucciones del fabricante para la mezcla y aplicación del plaguicida. Utiliza equipos de aplicación adecuados y asegúrate de que estén en buen estado de funcionamiento.



Si estas manejando alguno de nuestros plaguicidas orgánicos, consulta nuestra Tabla de aplicación de Insecticidas, Bactericidas y Fungicidas Orgánicos para su dosificación y nuestra Guía rápida: Cómo preparar y aplicar los plaguicidas orgánicos para que tengas una referencia de cómo utilizarlos en tu fumigadora o aspersora.







VENTILACIÓN: Asegúrate de que haya una buena ventilación durante y después de la fumigación para evitar la acumulación de vapores tóxicos. Evita fumigar en días ventosos para evitar la dispersión del producto fuera del área de aplicación.



ALMACENAMIENTO SEGURO: Guarda los plaguicidas en un lugar seguro, en un lugar elevado fuera del alcance de niños, mascotas y personas no autorizadas. Mantén los productos en sus envases originales y etiquetados correctamente.



UN BUEN BAÑO: Después de la aplicación, lávate bien las manos y la piel expuesta con agua y jabón. Lava y descontamina todo el equipo utilizado en la aplicación de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Si puedes, toma un baño completo.



CONTROL MÉDICO: Si experimentas síntomas como irritación en la piel, ojos o vías respiratorias, mareos, náuseas o cualquier otro malestar durante o después de la fumigación, busca atención médica de inmediato y lleva contigo la etiqueta del producto utilizado.



Estas medidas de seguridad son fundamentales para proteger tu salud y la de otros, así como para garantizar la eficacia y seguridad de la fumigación.






Si te gustó este artículo, te recomendamos Nuestro CENTRO DE INFORMACIÖN HYDRO ENVIRONMENT:



CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES EN LOS CULTIVOS





CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES EN LOS CULTIVOS



LO QUÉ APRENDERÁS

Analizaremos diferentes acciones para prevenir, reducir o eliminar la presencia y los efectos negativos de organismos dañinos a tu cultivo.

GUÍAS

▶ Fitopatología: Bacterias, Hongos, Virus y Nematodos en Cultivos

▶ Guía: Enfermedades de las Plantas.

▶ Guía: Tipos de plagas en cultivos

▶ Métodos de control fitosanitario del Cultivo : Prevención

▶ Métodos de control fitosanitario Agrícola: Control y Eliminación

▶ Guía rápida: Cómo preparar y aplicar los plaguicidas orgánicos

▶ Tabla de aplicación de Iinsecticidas, Bactericidas y Fungicidas

▶ Guía: Uso de Trampas para control de plagas Agrícolas

▶ Guía: Cómo Utilizar Trampas Amarillas en Agricultura

▶ Fungicida Tradicional: Guía Completa de Caldo Bordelés

▶ Fumigadoras: Guía de Uso y Mantenimiento para Agricultores

▶ Guía de Mantenimiento para Fumigadoras ¿Cómo prolongar su vida?

▶ Enfermedades Comunes del Chile y Cómo Combatirlas

▶ Preparación y Arranque: Guía para el Uso Seguro de Fumigadoras




Compartir en
Redes Sociales: