TagLine Aquí






Busca tu Guía aquí

Redes Sociales







Guía: Cómo armar la canaleta hidropónica.

Untitled Document


 

 

 

Objetivo: Mostrar de una manera sencilla, cómo armar y fijar las paredes de una canaleta hidropónica.

 

 

La canaleta hidropónica tiene una forma de cajón, la cual es adecuada para la recuperación del sobrante de solución nutritiva en cualquier cultivo en sustrato, como por ejemplo cultivo en bolsa o bolis de fibra de coco.

 

 

 

 

 

Desenrollar la canaleta.

 

Para facilitar su transportación y su envío, la canaleta hidropónica se comercializa siempre en forma de rollo. Por lo que una vez que es recibido el material, el primer paso es desenrollarla completamente.

 

 

 

 

 

 

Cortar la canaleta.

 

Dependiendo de las líneas de cultivo que tengas serán los metros de canaleta que pidas. Por ejemplo, si tienes tres líneas de 5 metros, requieres de 15 m de canaleta, al venir en rollos tendremos que cortarlos según la medida que necesitemos.

 

 

Mide con un flexómetro o con la herramienta adecuada y corta con ayuda de unas tijeras

 

 

 

 

Marcar las orillas.

 

La canaleta hidropónica viene con orillas laterales de 5 centímetros ya marcadas a lo largo, las cuales con tan solo doblarlas hacia en medio formarán las paredes que evitarán que la solución nutritiva se salga de la canaleta.

 

 

La canaleta no cuenta con marcas a lo ancho, por lo que las vamos a trazar con un objeto no cortante, ya que solamente queremos marcar las líneas para facilitar el doblez. Se realizarán con ayuda de una regla, las marcas a 5 cm de afuera hacia adentro, utilizando un cúter por la parte que no tiene filo.

 

 

Una vez que marcaste las líneas a lo ancho, marcaremos una línea en diagonal en cada esquina de la canaleta y que nos va a permitir doblar la misma hacia adentro para colocar los sujetadores.

 

 

 

 

 

 

Colocar los sujetadores.

 

Vamos a tomar las esquinas de la canaleta y las vamos a doblar hacia adentro, como se muestra en la siguiente imagen, para después deslizar un sujetador de canaleta por cada una de las esquinas, para que así la canaleta forme un contenedor.

 

 

Si no cuentas con sujetadores, puedes realizar un corte vertical en la parte superior de 2 cm en uno de los extremos de la canaleta, dobla la esquina hacia afuera para introducir la punta que se forma en la esquina, en la ranura.

 

 

 

 

 

 

 

Reforzar las paredes.

 

Una vez que ya tenemos las esquinas sujetas, el siguiente paso es reforzar las paredes a todo lo largo de la canaleta para que no se vayan a abrir y por ahí salga la solución nutritiva. Una manera de hacerlo es anudando la canaleta con la rafia cada 50 cm hasta abarcar toda la canaleta.

 

 

Esta es la manera en que debería de verse, al colocar la canaleta en tu cultivo.

 

 

Esperamos que te haya sido de utilidad esta guía.

 

 



 

¿Cómo programar el timer?