TagLine Aquí






Busca tu Guía aquí

Redes Sociales







Instructivo para Preparar el Unicel para un Cultivo de Raíz

Para poder preparar el unicel donde vamos a colocar nuestras plantas, primero debemos tener a la mano:

* Tabla(s) de Unicel de una pulgada y media o dos pulgadas de ancho.

* Un compás.

* Papel o cartulina de color.

* Marcador obscuro.

* Tubo metálico de una pulgada y media.

* Cuchillo o cuter.

Lo más probable es que el unicel que hayamos conseguido no embone exactamente en nuestro contenedor.

Es por eso que vamos a colocarlo sobre nuestro contenedor y marcaremos con un plumón las partes del unicel que sobresalen, para luego removerlas.

 

Vamos a cortar las partes que sobresalen del unicel con un cutter o cuchillo, tratando de seguir de manera precisa las marcas que hicimos, para evitar que existan huecos que permitan el paso de la luz a las raíces, ya que la incidencia prolongada por los rayos solares en las raíces de nuestras plantas pueden dañarlas, por lo tanto debemos procurar que quede muy poco espacio entre la tabla de unicel y el contenedor, para conseguirlo es necesario hacer un buen corte.

 

Después del corte, es recomendable que calientes un tubo metálico o pases un cautín en la parte que cortaste del unicel, para eliminar las bolitas y excesos del mismo.

 

Tip:Para hacer un corte fino en el unicel, te recomendamos calentar un cuchillo y cortar toda la orilla, tan solo ten cuidado de no inhalar el humo que provenga del unicel.

La intención que tenemos para el contenedor pequeño, donde vamos a desarrollar nuestras plantas, es que a partir del trasplante, las lechugas concluyan ahí todo su ciclo de vida, por eso desde un principio debemos determinar la distancia que tendremos de una lechuga a otra, por lo cual vamos a marcar en nuestro unicel la ubicación de cada lechuga para después perforarlo.

Para no equivocarnos en las distancias, en una cartulina vamos a realizar círculos del diámetro que van a tener las lechugas.

Para no equivocarnos en las distancias, en una cartulina vamos a elaborar círculos del diámetro que van a tener las lechugas.

Por ejemplo; en el caso de la lechuga Simpson ( incluida dentro de los Paquetes Básico y Completo de Raíz Flotante) y de la mayoría de las lechugas que podemos cultivar por este sistema, necesitamos un mínimo de 30 centímetros de diámetro.

Si te interesan otras variedades de lechuga cultivadas en raíz flotante, puedes consultar nuestro listado de semillas haciendoclick aquí.

También, si quieres saber más sobre el cuidado de las lechugas por hidroponía, no olvides consultar la "Guía para el Cultivo de la Lechuga Hidropónica" haciendo click aquí.

 

Una vez dibujados los círculos en la cartulina, vamos a cortarlos y en el centro de cada círculo, vamos a agrandar la perforación que se realizó de manera natural con el compás.

 

Para saber a que distancia haremos los orificios, pondremos sobre el unicel los círculos que acabamos de elaborar lado a lado y en forma triangular, para así utilizar todo el espacio, evitando a su vez que nuestras lechugas choquen cuando crezcan.

 

 

Colocados los círculos sobre el unicel, vamos a marcar el centro de cada círculo en el unicel sirviéndonos de referencia, para la perforación que vamos a realizar.

 

 

Una vez marcados los puntos es el momento de perforarlos, así que calentaremos un extremo del tubo de metal.

Precaución: Siempre toma el tubo del extremo opuesto al que estás calentando con un trapo mojado o guantes que resistan altas temperaturas y realiza las perforaciones en un lugar ventilado.

Las perforaciones las haremos sobre los puntos que anteriormente marcamos, se harán de forma rápida, pues no queremos que el tubo se enfríe y tampoco queremos dilatar el unicel, ya que el vaso o canastilla ya no se pueda sujetar.

 

 

Te recordamos que los Vasos o Canastillas para Raíz Flotante incluidos dentro de los paquetes y (también a la venta de manera individual) miden en su base una pulgada y media de apertura, tienen una pulgada tres cuartos y contando la pestaña exterior alcanzan las 2 pulgadas en su parte superior, por lo que te recomendamos perforar el unicel con una tubería metálica de no más de 1 pulgada y media.

Cuando se perfora el unicel con un objeto caliente, este se dilata muy fácilmente y si perforamos con una tubería de unicel, con un tubo de una pulgada y media, lo más probable es que la perforación acabe teniendo un diámetro de una pulgada y tres cuartos, medida ideal para que las pestañas de la canastilla de Raíz Flotante puedan sujetarla sin riesgo alguno.

Por último vamos a colocar el unicel y ver como embona en la cama.