TagLine Aquí




Busca tu Guía aqui

Redes Sociales









Guia: ¿CÓMO SELECCIONAR UN CALEFACTOR PARA TU INVERNADERO?

Documento sin título Documento sin título

¿Cómo Seleccionar un Calefactor

 

para tu Invernadero?

 

Como ya hemos visto en otras ocasiones, el invernadero es una estructura decubierta que asegura el bienestar de las plantas en condiciones extremas o inadecuadas, para ello requiere de diversas estrategias y herramientas que le ayudarán a mantener las condiciones climáticas favorables para cada uno de nuestros cultivos.

Cuando la temperatura del invernadero baja, es importante saber qué métodos o herramientas nos permitirán mantenerla en rangos adecuados. Los calefactores son una opción más para combatir las bajas temperaturas dentro de éste.

 

 

 

 

 

 

El calefactor es una herramienta que se utiliza como apoyo térmico de manera limitada, con el fin de  aumentar la temperatura varios grados, en el interior del invernadero, por encima de la temperatura exterior.

Recordemos que algunas especies hortícolas de climas cálidos (tomate, pepino, pimiento, entre otras) son poco tolerantes a bajas temperaturas, además debemos de tomar en cuenta que por lo general las temperaturas ideales para estos cultivos son:

Diurna: de 25 (+5 °C).

Nocturna: de 22 (+3°C).

 
 

Cuando estos cultivos se someten a temperaturas menores a los 6°C su metabolismo se modifica, limitándose a sobrevivir. La temperatura mínima recomendada para estos cultivos es de 12 °C , debajo de esta temperatura la producción se ve afectada en un ciclo entre un 30% a un 35% .

Si queremos desarrollar su cultivo en regiones con climas desfavorables o durante todo el año debemos considerar la utilización de calefactores.

 

 

Para poder elegir el calefactor adecuado, necesitamos saber la cantidad de calor que se requiere según el tamaño del invernadero, por lo cuál necesitamos conocer las siguientes características:

La Temperatura mínima ambiental

En primera instancia se requiere determinar la temperatura contra la que queremos proteger el cultivo. Este dato lo podemos obtener a partir de varias mediciones que se hacen con un termómetro manual a lo largo del día y de cada día de la semana para sacar un promedio.

También se obtiene si contamos con un termohigrómetro con memoria de temperaturas mínima y máxima. Otra forma es consultándolo con la información que genera la Comisión Nacional del Agua, Servicio Meteorológico Nacional (http://smn.cna.gob.mx/) o alguna dependencia enfocada a el estudio climático en tu comunidad.

 

BTU

Recuerda que el BTU es la medida inglesa de energía (British Thermal Unit), que utilizan los calefactores y que representa la capacidad de calentar el ambiente. El BTU se refiere a la cantidad de energía que se requiere para elevar en un grado Fahrenheit (-17.22222ºC) la temperatura de una libra (453.59233g) de agua, en condiciones atmosféricas normales.

 
Para distribuir el calor en nuestro cultivo, hay dos métodos principales:
 
 

Área del invernadero

Es importante determinar el área que nuestro cultivo ocupa, para conocer el espacio que nuestro calefactor tendrá que calentar. Se puede determinar de la siguiente manera:

Área total del Invernadero

AT=11*35=385 m²

 

 
 

 

Calculo de BTU

Para conocer la capacidad del calefactor que necesitamos, se deben conocer los BTU que requiere nuestro invernadero a través de la siguiente formula:

BTU = ((D)/ Tp ) * Ae * Cgp (BTU)

D = Grados ºC que separan a la Temperatura deseada (Td) de la Temperatura mínima exterior (Tm) (D = Td - Tm ºC)

Tp = Es la temperatura mínima en la que se desarrollan los cultivos que es 12ºC

Ae = Área Equivalente que se obtiene al dividir el área de tu invernadero (Ai) entre el área en m² de una hectárea (Ah) (Ae = Ai/Ah)

Calor generado de protección = 4500000 BTU/h que son necesarios para mantener los Grados de protección en una hectárea (ha).

Por ejemplo: Si queremos que en nuestro invernadero de 385 m² se tenga una temperatura de 22 ºc , con una temperatura mínima exterior de -5 ºc , utilizamos la fórmula anterior y sustituimos los valores:

1. Primero obtenemos D y Ae:

D= 22-(-5) = 27 ºc

Ae= 385 /10000 (1ha) = 0.0385 m²

    2. Ahora desarrollamos la fórmula:

BTU= 27 / 12 * 0.0385 * 4500000 = 389812.5 BTU

En este ejemplo necesitamos un calefactor que contenga 389812.5 BTU .

Cuando tu invernadero es grande o no encuentras un calefactor con la potencia en BTU requerida, puedes colocar varios calefactores, con la finalidad de calentar el invernadero de manera adecuada y homogénea.

Para calcular cuantos calefactores necesitas, puedes realizar la siguiente formula:

Ngen = Qtr / Qg

Donde

Nge: Numero de calefactores necesarios

Qtr: BTU requeridos para tu invernadero

Qg: BTU que brinda el calefactor

Por ejemplo: Suponiendo que coloquemos un calefactor de 45000 BTU.

Nge= 389812.5 / 45000 = 8.6625 = 9 calefactores

Ocuparemos 9 calefactores distribuidos a lo largo del invernadero para cubrir la necesidades de calefacción.

 
 

Tipo de calefactor

Los  calefactores pueden ser de combustible de gas LP o Diesel.

 

Calefactor de gas LP: Tiene un menor costo por BTUS comparado con los equipos de Diésel, también tienen un menor peso para colgarlo y cuentan con la posibilidad de suministro a partir de un tanque central. Los inconvenientes encontrados, son que se requiere de una instalación para línea de gas; y que en temperaturas extremas de 10ºc bajo cero es difícil obtener una presión de gas adecuada.

 
 

Calentador para Diesel: Opera aún en temperaturas extremas, no requiere líneas de suministro de diésel y está listo para conectar y usar. Es un equipo móvil ideal para áreas de menos de 100m2. Los inconvenientes son que se necesita rellenar el tanque de diésel por equipo, además requiere de una mayor inversión en equipo por BTUS y un mayor mantenimiento preventivo como limpieza de tanques, filtros y bomba.

Como regla práctica en instalaciones de una hectárea o más, es recomendable utilizar calefactores de Gas LP debido a su menor costo por BTU y porque cuenta con un suministro centralizado del combustible.

 
 
 

Distribución del aire caliente

La distribución del aire caliente puede realizarse por medio de impulsores (hélices) o con polytubos (mangas), los cuales se distribuyen de manera homogénea a lo largo del invernadero.

 

 
 

Diseño

El diseño dependerá del área del invernadero, las necesidades de calor y los métodos de distribución. Trata de que tus fuentes de calor se coloquen por lo menos en 10 puntos, en el caso de una hectárea y en el caso de 1,000 m²  en 2 puntos de generación.

Pueden ubicarse sobre el suelo, aunque para cultivos determinados se puede obtener mejor resultado al colocarlas a una altura entre 1,70 o 3 metros de altura.


Los orificios de salida de calor deben de estar en dirección al terreno o al aire dependiendo del nivel donde se colocó (a nivel del suelo o por encima del cultivo) teniendo sumo cuidado de que la corriente de aire caliente no esté directa sobre las plantas porque las perjudicaría. Se aconseja una velocidad de aire inferior a 5m/s.

Los sistemas de calefacción por aire caliente tienen la ventaja de una menor inversión económica y su facilidad de uso, además, la implementación es rápida y la generación de calor según las necesidades, es inmediata. De esa forma ayudamos al desarrollo adecuado de nuestros cultivos y prevenimos enfermedades o plagas.

 
 

Automatización

Puedes colocar un temporizador para programar la hora del día en que se debe de encender y apagar. De esta manera reducirá el gasto de energía y tiempo.

Esperemos que esta guía sea de su utilidad para tener un ambiente adecuado para sus cultivos.

 

 
 
 

 
  Quizás también te interese...  

 

  Guía de control general de plagas y enfermedades  
  Métodos y técnicas de control fitosanitario I.  
  Métodos y técnicas de control fitosanitario II.  
  Insecticidas